Mujer, 2 veces presidenta y Peronista 

En la entrevista con el vapuleado Novaresio, Cristina repitió 3 veces que la INSULTARON llamándola “yegua, puta, montonera”, pero un sector del Viet Cong cristinista que se comporta con CFK como si fuese Xuxa, ya sale a militar eso con una remera. Esto no es una pavada, es un flagelo. La idea posmoderna (nunca asumida) que hay en buena parte de esta vereda de que  todo es pasible de “construcción subjetiva ”, de “resignficación”-mal aprendida y peor aplicada-, nos ha jodido tanto la psiquis que ahora pretendemos que un insulto es un halago.
La formación política fast food, la holgazanería intelectual, la indiferencia con la esencia de las cosas y la radiación mediática de la novedad constante han convertido las categorías (las políticas sobre todo) en nominaciones tan descafeinadas, genéricas y polisémicas que “facho” es igual a “hijo de puta”, “anarquista” es equivalente a “bardero”,  “terrorismo” es igual a “unos negros medio violentos”, y “yegua, puta y montonera” expresaría algo similar a “la patria es el otro”.
Por eso el ciudadano promedio termina delirando de fiebre, y se repite a sí mismo el conjunto emberenjenado de pavadas que recibe: “Cristina es una derrotada ESTADISTA que defiende ANARQUISTAS”, pero debiera votarla por “yegua, puta y montonera”. El termómetro marca en las axilas de esa opinión pública afiebrada la temperatura política que hay.

El lenguaje no es un golpe de suerte, pero si el mensaje de Cristina ha sido siempre y es “soy mujer, presidenta y peronista” y no otro, ¿qué es lo que guarda una necesidad de urgente “resignficación”?, ¿el “clamor del pueblo” por una remera que diga yegua, puta y montonera?. Parece que es difícil  aceptar que Cristina se reivindique sistemáticamente una mujer peronista, ni más ni menos (con todo lo que eso significa).

En suma,  estas bienintencionadas angelizaciones cool de lo inverso, estas “resignificaciones”, transforman indirectamente el mensaje de una estadista, reduciéndolo (mal) al de una líder juvenil que dijo exactamente todo lo contrario a lo que se pretende sostener con la “resignficación”. Claro está, esta es solo una opinión entre muchas, que no va a censurar la creación de las tan ansiadas remeras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s