Octubre a contrareloj: el desafío de la unidad posible 

“En Buenos Aires había quienes consideraban cisplatinos a los orientales. Eran los unitarios, porque los unitarios, como su nombre lo indica, son partidarios de la unión, como las viudas, que les dicen a los hijitos después del entierro: “Ahora que somos menos vamos a estar más unidos”. Y enseguida se ponen a buscarles un padrastro. 

Los unitarios tenían, además de las razones inglesas, las propias para desear que los orientales fueran extranjeros: más que razones propias, razones de casa propia, como se vio después con las dos “tiranías sangrientas”.

Arturo Jauretche – Zoncera n°6 “Un algodón entre dos cristales” (fragmento)



Con o sin resultados finales, el desglose de las estrategias tanto de Unidad Ciudadana,  de 1Pais, como de Cumplir es fundamental para evaluar las posibilidades de una tan potencial como urgente unidad, que evite la consolidación de un proyecto oligárquico sostenido en votos en octubre.

 

Cumplir



Una primera aproximación al por qué del mal desempeño electoral de Cumplir, debe tomar en cuenta el innegable apoyo del Grupo Clarín a su candidatura,  que lo condenó a protagonizar el guión habitual con el que opera  en el juego político nacional, capitalizando las tensiones entre el ex ministro y Cristina acumuladas desde 2015.

 

El menú mediático presentó así una contraposición entre el perfil “honestista, autocrítico y de gestión transparente” del ex ministro, contra la imagen del “pasado corrupto y acrítico” de la ex presidenta. El análisis de sus propias intervenciones públicas por un lado, y de las expresiones de deseo de las editoriales por el otro, puede dar más puntos de apoyo para el desglose de como se fué complejizando la estrategia del candidato en la encrucijada comunicacional.

 

Hace unos semanas, el diario La Nación señaló textualmente que “Florencio Randazzo pidió “perdón” y dijo que el memorándum con Irán “fue un error”. Se sabe que todo el espectro de poder que apoya al oficialismo actual presentó un pujante desacuerdo en esta materia con la política internacional del kirchnerismo. Siendo que la única política es la internacional, podría sugerirse que este tajante posicionamiento del ex ministro obedeció al de alguien que representa electoralmente un espacio que no conduce.

 

Las innumerables notas y editoriales de los medios concentrados angelan la candidatura de Randazzo. En una nota titulada “Se cocina la muerte política de la ex presidente” el columnista de La Nación Fernando Laborda es explícito en la definición del objetivo (de los medios concentrados, no necesariamente del propio Randazzo) : “Aun no llegando al podio reservado para los tres primeros, Randazzo podrá haber realizado, con su sola presentación electoral, una contribución histórica para la muerte política de Cristina”.

 

El punto es si ante la realidad efectiva de las urnas el animal político que habita en el candidato oriundo de Chivilcoy todavía cree (o alguna vez creyó) que existe una vacancia en el clivaje bonaerense para el “Randazzismo”(etapa superior del divisionismo). El 6 porciento de los votos parecen indicar que para el electorado, fué mejor Massa conocido, que Massa por conocer.

 

Tanto Florencio Randazzo como su base  militante deberán definir, ya con el diario del lunes, si siguen usando la misma brújula que los llevó a unos magros 6 puntos, o se dan la posibilidad de probar una nueva.



1País 



La incorporación de la Sra. Stolbizer al valioso grupo de cuadros peronistas de 1País, consolidó la tónica del espacio respecto de su aggiornamiento mediático , pasando del antikirchnerismo moderado (sobre el que ya tenía cierto margen de representación) al antikirchnerismo más volcánico, arraigado en el núcleo duro electoral de Cambiemos, que el tigrense no quiso dejar vacante para su eventual competidor de Chivilcoy.

 

  • En este contexto, el candidato de Cumplir, debió adoptar una estrategia cada vez más atada al antikirchnerismo de lo que supuso para captar votantes volátiles de ese núcleo cambiemita, y no fué tan prolijo a la hora de hacerlo. Juan Abal Medina,  principal vocero de esta estrategia,  se paseó por lo medios de comunicación ofreciendo declaraciones del tipo “el bloque del FPV se rompió por diferencias en torno a la corrupción” y demás adhesiones al discurso estratégico del oficialismo mediático.

 

En este sentido -como bien señala Jorge Asis-  se expresa la encrucijada en la que se encuentra parte de la fauna política: una cosa es ser un candidato apoyado por el medio, y otra ser el candidato DEL medio, rol que ya ha elegido Mauricio Macri.

 

Unidad Ciudadana



Con votos todavía secuestrados, y víctima principal de una mala estrategia del oficialismo en materia de comunicación (a la que se hizo referencia en este artículo), la fuerza liderada por CFK (que fué acosada judicialmente para no liderar) cosechó menos votos que en 2015, pero se consolidó como el espacio del peronismo bonaerense con mayor capacidad de interpelación al electorado.

 

“Cristina se fué del peronismo”, fue la repetida muletilla con la que referentes y militantes de otros espacios calificaron la fundación del nuevo instrumento electoral liderado por la ex presidenta. En el personal y humilde criterio de este escriba, Cristina simplemente no cometió el error confundir la identidad política del peronismo con la fechitización de su tradicional instrumento electoral (PJ) y pudo adaptar al peronismo a las nuevas estéticas de comunicación.

 

Si bien optó por modificar su esquema comunicacional, siguió orientando sus lealtades a lo #cumplido por el gobierno anterior, y no tanto a #cumplir las promesas del macrismo. Con la premisa que delineó en su discurso en ATE, de que “la unidad no va a venir por el lado de la ideología, sino por el lado de representar los intereses agredidos”, Cristina fue a buscar los votos de ese sector al que representó muy bien en los Spots, pero al que todavía no ha logrado efectivamente sumar a su base electoral.

 

Formas y contenido, contenido y formas convergen tácticamente cuando la representación política se expresa en las urnas, y dentro de un balcanizado peronismo, la propuesta liderada por Cristina obtuvo más votos que las demás.

 

La estética “ciudadana” fué la apuesta de  para apelar al carácter aspiracional del electorado bonaerense, carácter con el que el macrismo trabaja desde hace tiempo. A través de un nuevo dispositivo estético Unidad Ciudadana puso en juego su capacidad de representar electoralmente a un sujeto político de carne y hueso, no sólo a un sujeto comunicacional.

 

La elocuencia con la realidad, de la que carecieron las otras dos propuestas, fué uno de los factores importantes (aunque no suficientes) para definir la estrategia de unidad ciudadana como la más eficaz de las tres.

 

Cuando un espacio político pierde su capacidad de representar, la colonización mediática de su agenda debiera ser un factor a revisar.

 

EL DESAFÍO DE LA UNIDAD POSIBLE

 

De cara a octubre, la unidad posible  deberá basarse en una alquimia que pondrá a prueba el grado de maduración  de la cultura política del peronismo contemporáneo.

La “pelea por la lapicera” deberá darse asumiendo que una lista se arma construyendo un fino (y personal) equilibrio entre lealtad y representatividad. El punto es que esos dos vectores van unidos en el liderazgo de Cristina (aunque no le alcance con los votos cosechados para ganarle a cambiemos en octubre) , que además, como bien observara Durán Barba, se “reinventa”.

 

Es probable que la agresiva estrategia mediático-judicial haya fidelizado aún más al electorado de la ex presidenta, sobre todo porque la fuga de votos se dió mucho más pronunciadamente en otros sectores.

 

A su vez, los magros resultados obtenidos por las otras 2 fuerzas, pueden explicarse no tanto por la falta de carisma de sus líderes como por el grado de colonizacion mediática de su agenda.

 

No obstante, Cristina tiene un doble desafío: por un lado deberá reinventar su estrategia de aproximación hacia las antillas peronistas que pueden sumarle volúmen electoral, y por el otro seguir intentando convencer a sectores progresistas  de su espacio de no abonar a un Neofrepasismo, pues queda claro que “sólo con los mejores no alcanza“, porque la política consiste más en tener éxito, que en tener razón.

 

Habrá que superar heridas, broncas, y tensiones que se fueron generando. El interrogante sólo podrá resolverse fuera de la tinta derramada y los caracteres que tanto abundan esto días.

 

EPÍLOGO

 

Como versava un no tan viejo eslogan de campaña, “en la vida hay que elegir”; el peronismo, también debe elegir, y ciertos espacios que lo componen se enfrentan a la encrucijada que involucra menos a su dirigencia que al futuro del conjunto del pueblo.

 

Históricamente, el massismo no se ha mostrado susceptible de alianzas tácticas con el kirchnerismo, a cuya oposición debe su identidad política más que a la oposición al macrismo. Está claro que desde el espacio conducido por CFK, el voto no se puede ir a buscar al núcleo duro cambiemista del 34%. Es entonces cuando aparece el factor Randazzo, que se verá en el dilema de :
a) “Subirle el precio” a sus 6 puntos de espaldas a la unidad urgente que debiera trascender cualquier espíritu mezquino.
b) Confirmar que su parábola manifiesta era ser al peronismo lo que Uruguay a la Banda Oriental del Río de la Plata , “un algodón entre dos cristales”, como sugiere la cita inicial.
c) Plegarse a una estrategia de unidad con CFK.

 

“The strategy of indirect approach”(La estrategia de aproximación indirecta) del Capitán Basil Henry Liddell Hart, es el legendario Manual de Estrategia de dicho militar británico, y uno de los libros de cabecera del Papa Francisco. Una de las ideas sugerentes de la obra para toda la dirigencia Peronista es que “cuanto más se intenta aparentar imponer una paz totalmente propia, mediante la conquista, mayores son los obstáculos que surgirán por el camino.”.

 

El dilema de hierro de construir un peronismo con vocación de gobierno, o entregarlo al “laissez faire” de la balcanización, presupone la necesidad de distinguir la premisa peronista de Mao: distinguir contradicciones primarias de secundarias. Si la dirigencia no presenta una actitud acorde a los acontecimientos, tendremos un peronismo dividido en quintas, con más vocación de oposicion (es) eterna (s) que de volver al gobierno.

 

En suma, a nadie le conviene un peronismo de las ausencias – parafraseando a Macedonio Fernández- que concurra completamente fragmentado a las urnas, con espíritu alegre para una fiesta donde habrá tantos ausentes, que si faltase otro más no tendrá sitio.

4 comentarios en “Octubre a contrareloj: el desafío de la unidad posible 

    • Abel, es completamente cierto el voluntariasmo del que se me acusa, en el que quizás uno cae por lo prematuro del análisis. Por otra parte mis pocas esperanzas con Massa son bastantes claras, sobre todo por el el hecho de la “Stolbizerizacion” del mensaje de 1país al electorado. No obstante, el caranchismo político no perdona un techo endeble de 15 puntos con grandes riesgos de caerse y creo que su “protagonismo”(y su base de apoyo) estará diluyendose en las filas de la gobernadora (que juega fuerte y bien a esto del caranchismo) o de Cristina (voluntaristamente hablando). La victoria de Agustín Rossi en Santa Fé es muy trascendente y puede trazar un horizonte a seguir; debiera hacerlo, sobre todo para muchos sectores del Randazzismo (si es que tal identidad existe). Comparto la esperanza de que lo que una al peronismo sea la vocación de gobierno, que por ahora solo puedo rastrear en el temple de la presidenta mandato cumplido. En este sentido es en el que planteo que el principal obstáculo para la mentada unidad posible, radica en que un sector del peronismo, hace un buen tiempo, tiene más vocación de oposición, que de gobierno. Octubre nos dará la foto de esas intenciones/vocaciones que, demás está decir, creo que no alcanzan para recuperar el gobierno en 2019 si no se construye una coalición por fuera del ultraliberal voluntarismo del voto, que incluya también una fuerte capacidad de movilización en “la calle”. Muchos deben “volver al peronismo”. Un fuerte abrazo querido Abel.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s